• Comuna de Lanco, Los Ríos
Regional
Compañías regionales de artes escénicas recorren las 12 comunas con funciones gratuitas

Compañías regionales de artes escénicas recorren las 12 comunas con funciones gratuitas

Gira 12×12 se desarrolla gracias a un convenio de colaboración entre la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio con su programa Fortalecimiento de la Identidad Cultural Regional y la Asociación Patrimonial Cultural Región de Los Ríos.

«Peer Gynt en Waljmapu» de la compañía de artes escénicas Encuentro llevó al Teatro Regional Cervantes de Valdivia y el Teatro Galia de Lanco una reinterpretación del poema dramático de Henrik Ibsen, que en clave mapuche relata la historia de Pedro Yin Pichunante, un joven atrevido y perspicaz, quien, al igual que el personaje original, reniega de su familia, costumbres y tradición.

Ser una obra de creación local cuya temática se vincula con el territorio y, en este caso, que pone en valor la cultura de los pueblos originarios, fueron algunos de los antecedentes considerados en su selección como parte de la Gira 12×12, una apuesta de la Seremi de las Culturas a través de su programa Fortalecimiento de la Identidad Cultural Regional y la Asociación Patrimonial Cultural de la Región de Los Ríos, en la búsqueda de aportar a la descentralización de la programación cultural, artística y patrimonial, así como promover la reactivación de los espacios culturales tras los efectos pandémicos.

Otros cinco proyectos escénicos continuarán el recorrido regional para alcanzar un total de 12 funciones que llegarán a espacios como teatros, centros culturales, bibliotecas y escuelas. Cultura popular, perspectiva de género, contaminación ambiental y patrimonio familiar son algunas de las temáticas que abarcan las obras escénicas que se desarrollarán entre agosto y noviembre del 2022, de forma totalmente gratuita.

Las próximas funciones serán con “A pura feria”, que el 26 de agosto (19 horas) llegará al Cine Municipal Armando Sandoval de Río Bueno y el 29 del mismo mes al Colegio de Cultura y Difusión Artística de La Unión (función estudiantil, 12 horas), y “Las habitantes”, cuya segunda función está programada para el 2 de septiembre (16 horas), en la Biblioteca Municipal de Corral.

Las Habitantes

Mujer y territorio son conceptos protagonistas en Las Habitantes, una compañía de la comuna de Panguipulli liderada por tres mujeres artistas. Su obra teatral homónima, escrita por la también actriz Fernanda Figueroa, surgió tras un proyecto de experimentación escénica que derivó de una residencia de creación en “La Ruka” de la Asociación Indígena Futa Koyagtun Koz Koz Mapu, durante el 2021, financiada por el Ministerio de las Culturas a través del Fondo de las Artes Escénicas.

El desarrollo de entrevistas y talleres de cartografía corporal permitió a las gestoras recopilar rutinas, historias, relatos y formas de habitar de las mujeres de la localidad precordillerana. De este fructífero proceso de exploración e intercambio de saberes en el territorio surgieron la dramaturgia y puesta en escena de la obra.

Durante cincuenta minutos, el montaje escénico narra la historia de dos mujeres que deciden quedarse en su pueblo de siempre a esperar una inundación. Así, la obra invita a reflexionar acerca del modo en que se habitan los distintos espacios de la vida, vinculando, desde una perspectiva de género, el concepto de cuerpo, casa y territorio.

Rodrigo Lagos, encargado de la Unidad de Cultura de la Municipalidad de Corral, próximo destino de la obra, valora el montaje como “una instancia que potencia la reflexión y fortalece la memoria histórica de las mujeres”. “Es muy importante que en nuestra Biblioteca Municipal se generen acciones teatrales, dado que es un espacio que hay que ‘habitar’ con obras de teatro con sentido reflexivo y de pertenencia. Este proceso de diálogo entre el teatro con temática de género y mujeres de otros lugares, como es el caso de Panguipulli, genera un espacio de encuentro con mujeres de Corral, lo que fortalece la cultura de nuestra comuna”, sostuvo.

A Pura Feria

Basada en historias y vivencias de la Feria Fluvial de Valdivia, la obra «¡A Pura Feria!», creación de la compañía Teatro Periplos, se presenta con una dramaturgia compuesta por los relatos de los propios locatarios, que ponen en valor la identidad del entorno social de este punto emblemático de la ciudad.

Es así como a través de máscaras y una escenografía funcional, el elenco va develando la poética cotidiana de la feria, para sumergirse en la cultura popular mediante un trabajo actoral enérgico y emotivo. El equipo está compuesto por su director, Domingo Araya; la diseñadora y confeccionista de máscaras, Marcela Cornejo; la actriz Constanza Alvarado y el músico Camilo Eque, este último a cargo de componer e interpretar la música original.

Para el director, visibilizar las historias de personas que vitalizan un espacio icónico contribuye a valorar a quienes habitan el territorio y los espacios que rodean la ciudad. “Servir de puente para que otras generaciones conozcan estas historias nos permite sembrar una nueva forma de ver la vida y de vivenciar la sociedad, porque, muchas veces, y sobre todo con este sistema social en el que estamos viviendo, poco sabemos de la vida del vecino y de los personajes que nos rodean. Esperamos que el espectador le dé un sentido distinto a la vivencia cotidiana, para que, cuando vayan a comprar a la Feria Fluvial puedan mirar con otros ojos, ver que hay toda una vida detrás de esos oficios y toda una historia detrás de la simple feria, que no es tan simple”, manifestó.

Masa Madre

Un espectáculo de circo contemporáneo de carácter familiar es lo que ofrece «Masa Madre», obra creada y dirigida por Francisco Arrázola, con la asistencia y coreografía de Alluitz Riezu y la producción del Centro de Experimentación Escénica de Valdivia.

Durante 45 minutos, la función invita a reflexionar en torno a la cocina como patrimonio familiar y un lugar de encuentro y conversación, mismo espacio donde se desarrolla la obra. Desde allí evocan los recuerdos y experiencias propias de los sabores, olores, texturas y colores de las comidas preparadas por las manos de madres, padres, abuelas y abuelos.

Según comentó Francisco Arrázola “la cocina llega con la intención de ser un escenario decodificable para el público, ya que es un lugar fácil de reconocer para el espectador”. Agrega: “La cocina es un laboratorio, un lugar de alquimia, donde las cosas se transforman, donde hay iluminación propia, sonidos y olores. Aquello nos dirigió a las recetas y a darnos cuenta de que éstas son herencia. En ese sentido, elegimos el pan, porque es un elemento transversal y en la cultura de nosotros, como chilenos y gente del sur, el pan está en todos lados”.

La obra llegará en noviembre a las comunas de Mariquina y Máfil.

Kefe y el Bosque Milenario

Combinando el teatro gestual de máscaras con el teatro de títeres, a través de la obra «Kefe y el Bosque Milenario», la compañía Abuela Poroto, integrada por el titiritero Vicente Torres y la artista visual y diseñadora textil Valeria Delgado, busca generar una propuesta escénica interdisciplinar que incorpora diversas técnicas como el pop up, el diseño textil y elementos coreográficos propios del mundo de la danza.

En una hora, el montaje escénico aborda el encuentro entre Tilo, un niño aventurero que vive en el campo, y Kefe, un espíritu guardián y protector del Bosque, quien, ante la presencia del pequeño infante, olvida su bolso mágico que representa un maravilloso elemento de equilibrio en la selva, pues el renuevo en primavera depende de los artilugios misteriosos que se hallan en éste.

La creación del montaje es el resultado de una extensa investigación que realizó la dupla teatral en torno al bosque y la selva valdiviana, destacando así el rescate oral de la cultura campesina y rural del territorio.

La obra será exhibida en las comunas de Panguipulli y Los Lagos.

De Alta Densidad

Una reflexión sobre las acciones y decisiones de las personas y sus efectos sobre el planeta Tierra, con la contaminación de los mares producida por el plástico como tema central, es a lo que invita la obra de danza contemporánea «De Alta Densidad», de la directora y coreógrafa Alluitz Riezu.

El montaje innova en términos de espacialidad, apostando por escenarios no convencionales como calles, patios de colegio, plazas, gimnasios y museos, pero también lo hace desde una mirada inclusiva a través del uso de una voz en off que va dando cuenta de algunos datos científicos y que son interpretados por los propios bailarines y bailarinas en Lengua de Señas Chilena.

El paisaje sonoro del territorio también se sumó a la propuesta a través de la investigación y composición musical a cargo del músico Pablo Mura, quien se dio a la tarea de explorar las posibilidades sonoras del plástico y a partir de ello crear una serie de sonidos que evocan el cotidiano y el paisaje, tales como motores de barcos pesqueros, viento, agua o las bandurrias de la zona costera valdiviana. La inclusión nuevamente estuvo presente en esta etapa mediante la masterización de cada una de las pistas de la obra, donde se relevaron el sonido de los bajos, para que las personas con algún tipo de discapacidad auditiva pudieran sentir las vibraciones de las canciones.