• Comuna de Lanco, Los Ríos
Regional
SAG trabaja junto a la comunidad para controlar la Lobesiabotran

SAG trabaja junto a la comunidad para controlar la Lobesiabotran

130 mil dispositivos se han instalado en árboles frutales, abarcando 260 hectáreas urbanas de Paillaco, Panguipulli y Los Lagos.

Intensa ha sido la labor del Servicio Agrícola y Ganadero durante las últimas tres semanas en la región de Los Ríos. Gracias al trabajo colaborativo junto a la ciudadanía, se instalaron 130 mil dispositivos de confusores sexuales para el control de la plaga Lobesiabotrana, en 260 hectáreas urbanas de las comunas de Paillaco, Panguipulli y Los Lagos. El Seremi de Agricultura de Los Ríos, Patricio Barría, junto al Director Regional (s) del SAG, Pablo González, participaron de operativo de instalación realizado el 26 de agosto en Paillaco.

Los confusores son pequeños dispositivos plásticos que se colocan en los árboles, arbustos o estructuras de madera, los cuales emiten una feromona sintética que imita a la feromona de la hembra, desorientando al macho, impidiendo que se encuentre con la hembra para reproducirse. Esta, es la herramienta base utilizada para el control de la polilla del racimo de la vid, plaga presente en Chile, bajo control oficial, lo que se traduce en una disminución de la descendencia y de los daños en la fruta, presentado una caída de 61% en las capturas de una temporada a otra.

Al respecto, el Director Regional (s) del SAG explicó que “gracias a la vigilancia realizada a través de trampas colocadas en las temporadas anteriores, se detectó la presencia de Lobesiabotrana, estableciendo el área reglamenta y las correspondientes medidas de control, previo al periodo de vuelo. Destacar que, durante el año 2020 se efectuó este trabajo en las comunas de La Unión, Futrono y Valdivia, no existiendo detección en la temporada 2021, resultando una campaña exitosa”.

En este mismo sentido, el Seremi de Agricultura declaró que “la instalación de estos dispositivos ha sido posible gracias a la buena recepción y colaboración de los vecinos y vecinas de las diferentes comunas donde el SAG está trabajando. Nos han abierto las puertas de sus casas, comprendiendo la importancia del control de esta plaga para el desarrollo de nuestra agricultura local”.

Finalmente, clarificar que los confusores no son insecticidas, y tampoco son nocivos para la salud humana, pero se solicita a las personas que no los manipulen hasta el final de la temporada, esto es en abril del 2023, donde podrían ser eliminados.