• Comuna de Lanco, Los Ríos
Regional
Saesa inicia proyecto piloto de soterramiento de líneas en el sector de Choshuenco en Panguipulli

Saesa inicia proyecto piloto de soterramiento de líneas en el sector de Choshuenco en Panguipulli

Innovador proyecto es uno de las cuatro iniciativas que Grupo Saesa llevará a cabo en distintos sectores rurales del sur de Chile, con el objetivo de mejorar la calidad y continuidad del servicio eléctrico.

Para mejorar la calidad y continuidad del suministro, y prevenir posibles cortes de energía, Saesa dio inicio al innovador proyecto piloto de soterramiento de la línea de media tensión rural en el sector de Choshuenco en la comuna de Panguipulli.

La iniciativa busca evitar incidencias como la caída de árboles sobre el tendido eléctrico, choque a postes o cualquier externalidad que afecte la continuidad del suministro eléctrico en la ruta Ch – 203, a través del soterramiento de 4 mil metros de red desde Mirador Toledo hasta el puente Río Llanquihue, lo que beneficiará a mil 750 clientes de las localidades de Puerto Fuy, Neltume y Choshuenco.

Matías Valderas, jefe de zona de Saesa en Panguipulli detalló que “este plan busca innovar en el desarrollo de redes soterradas, como una alternativa de red más segura y confiable, que nos permita mejorar la continuidad del suministro de las familias, entrar en un nuevo estándar y promover soluciones para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”.

El ejecutivo agregó que “en lo personal me siento muy contento que se considere la comuna de Panguipulli en este tipo de iniciativas por parte de la compañía, ya que siempre estamos buscando la manera de entregar un mejor servicio para las familias de la zona. En esta oportunidad quiero aprovechar de hacer el llamado a la precaución a los conductores que transiten en esta ruta, ya que estaremos trabajando en el sector durante todo el mes de octubre».

Grupo Saesa está impulsando cuatros proyectos de este estilo en sectores rurales: además de Choshuenco, ya se ejecutó uno en la localidad de Mulchén y se iniciarán otros en Puerto Octay y Pichirropulli. En total, se espera soterrar cerca de 36 kilómetros de cable en los sectores rurales, evitando así el corte de suministro eléctrico por situaciones climáticas o por caída de árboles.

Líneas soterradas
Las faenas se están realizando a través del método constructivo de arado permite soterrar entre 0,8 y 1,2 kilómetros por día, permitiendo agilizar su puesta en marcha. Además, se adapta a las condiciones de suelo ya que posee una alta capacidad de carga de conductores y arrastre, y ofrece un tendido de cable respetuoso con el medioambiente.

Una línea soterrada ofrece, además, otros beneficios como la modernización del sistema eléctrico, una mejora en el tema visual y contaminación, pero principalmente entrega una mejor calidad de servicio y continuidad del suministro a los habitantes de la zona.